Catálogo
Español

Luciano Damiani

 

El trabajo que por veinte años Luciano Damiani desarrolla a lado de Giorgio Strehler en el Piccolo Teatro contribuye a hacerlo una de las instituciones teatrales más importantes del mundo.Entre los montajes que han realizado, cada vez más estilizados e innovadores, tienen que ser citados al menos los de El nost Milan de Carlo Bertolazzi (1954-55), El alma buena de Szechwan (1961) y La vida de Galileo de Bertolt Brecht (1961-62), Le baruffe chiozzotte de Carlo Goldoni (1964), El jardín de los cerezos de Anton Chejov (1973-74), Il campiello de Carlo Goldoni (1975), La tempestad de William Shakespeare (1975).Paulatinamente las relaciones con Giorgio Strehler y Paolo Grassi, que se apoderan a veces ideas de Damiani sin reconocer la fuente de la que vienen, se hacen cada vez más tensas hasta estropearse, y el reconocimiento no sólo para él mismo, pero si para los escenógrafos y los figurinistas de los derechos de autor y el derecho a la contribución social se convertirá en objeto de una lucha que se prolongará hasta los últimos años de su vida.
Ver todos
Piccolo Teatro, ''La tempesta'', montaje del 1977.Más allá de cualquiera otra consideración, la unión de Giorgio Strehler con Damiani es considerada entre las que, en el teatro moderno, han dado los más notables resultados.«No quiero que haya ninguna sospecha que yo quiera negar los meritos de Paolo Grassi o de Giorgio Strehler, absolutamente no es así [...] probablemente no habría logrado el éxito en el campo teatral si no hubiese encontrado a Giorgio Strehler y seguramente no habría sido un trabajador del espectáculo si no hubiese encontrado a Paolo Grassi.Ha querido el azar que nuestros caminos confluyeran en ciertas circunstancias y puesto que cada uno de nosotros tres tuvo algo que decir, somos amados, odiado, pero al fin siempre estimados...»Luciano Damiani, en Telones de un autorretrato, parte IV.
Boceto para la La vida de Galileo, montaje del Piccolo Teatro del 1961.«... la escena se iniciaba fuera del escenario y una cercha diseñada por Leonardo da Vinci encuadraba la boca de escena. Abajo, la maquinaria del telón de Nicola Sabbatini, escenógrafo del siglo XVII.El suelo del escenario era el único elemento perspectivo, con una inclinación acentuada, en el contenedor de planta octogonal.Cinco vigas partían de la cercha para terminar contra la pared de fondo.La central fue calculada de modo que las otras cinco resultaran similares en volumen. El objetivo fue evitar el ''protagonismo'' de la viga central que esta en Paolo Uccello. [...]La escena tenia que resultar al ojo del espectador sobre un unico plano, como una ''hoja de papel'' donde se habrían recortado los personajes sin sombras propias y sin sombras dirigidas, y esta fue la idea y la gran dificultad pero también la belleza.»Luciano Damiani, op. cit., parte III.
Modelo del plano flexible, el instrumentos con el cual Luciano Damiani experimento en 1983 el ''fantástico inferior'' poniendo en escena en la Corte delle Armi del Castello Sforzesco de Milán el Orfeo de Angelo Poliziano, con el cual se había aventurado también Leonardo da Vinci.El plano era de 17 m de largo, se arqueó hasta una altura máxima de 3,2 m y fue practicable por los personajes y por los bailarines del espectáculo tanto en posición llana como en arqueada.El modelo fue realizado por el escenógrafo Matteo Fianchi con ocasión de su propia tesi de licenciatura, El plano flexible de Luciano Damiani, Academia de Bellas Artes de Brera, Milán, relator prof. Daniele Paolin.
En esta imagen y en la siguientes: el plano flexible durante su instalación en el Castello Sforzesco de Milán.Damiani es invitado, para la manifestación leonardesca de Milán del 1983, para revivir el montaje que Leonardo da Vinci había ejecutado para el Orfeo de Angelo Poliziano.«En ese momento sólo dije que tenia que pensarlo, que quizás seria mejor que hicieran esa propuesta a otro, no me gustaba la idea de rehacer la puesta en escena de Leonardo, como si fuera un modelo de museo de la ciencia.Descartada la hipótesis de una reconstrucción de los dibujos de Leonardo, la vía elegida fue la de la transposición al mundo moderno el espíritu de la escenografía leonardesca. Leonardo hizo una colina abierta como una media cúpula, haciendo aparecer del interior los avernos y haciendo subir y descender los personajes por una escotilla.»Luciano Damiani, op. cit., parte V.
«Yo busqué otra vía, un mecanismo que partiendo de un plano de escenario se volvía, doblando, un arco y volvía al escenario solo cuando hacia falta, creando un espacio superior y uno inferior.El mismo efecto que Leonardo da Vinci consiguió con el abrir y el cerrar la colina.Fue una ocasión dichosa porque descubrí el elemento capaz de completar la Máquina de Teatro que quise, el ''fantástico inferior.''»Luciano Damiani, ibidem.«... arqueándose, el plano habría sido prospectivo, por lo que el frente, más cerca del público, habría arqueado más que la parte trasera [...]al sufrir presiones desiguales y flexionarndose de diferentes maneras, la estructura estaba más estresada y esto significaba ir más allá con problemas estáticos y dinámicos;sin embargo Damiani, consciente de todo eso, eligió a propósito de realizar un plano flexible perspectivo.»Daniele Paolin, ibidem.
La cubierta de un informe de Luciano Damiani que representa el compendio de su concepción escenográfica y teatral, donde el velo de seda es balanceado al viento del Don Quijote que ha asumido una posición de relieve absoluto.Damiani coloca en efecto el espacio escénico entre ''lo fantástico o imaginario superior'' representado por un velo agitado blanco y ''el fantástico o imaginario inferior'', identificados con el negro, disponiendo entre los dos imaginarios todos sus proyectos y sus espectáculos.«Una síntesis de la mismas teorías estéticas a aplicadas al teatro donde Damiani tenia mucho», dice Daniele Paolin, escenógrafo y docente de escenotécnica cerca de la Academia de Bellas Artes de Brera de Milán, que de Damiani ha conocido su pensamiento por experiencia directa, habiendo sido su alumno.
Boceto para Piccolo Teatro, ''El jardín de los cerezos'', montaje del Piccolo Teatro de Milán realizado con la dirección de Giorgio Strehler y la música de Fiorenzo Carpi en 1973.En el fondo del escenario se levanta un etéreo fondo del seda blanca que lo cubre totalmente y aparece expandiéndose al final sobre la platea (el velo suspendido), mientras otro fondo de tejido claro cae en cascada del plano del espacio escénico.De nuevo Daniele Paolin:«Después de haber utilizado en diversos montajes el velo suspendido para el ''fantástico superior'', y simbolizado el ''real'' con el espacio en planta octogonal, Damiani lograra realizar en 1983 el plano flexible, la maquina teatral con la que reproducirá también el ''fantástico inferior'' en el modo considerado ideal.Pero es en 1988, con el Orfeo y Eurídice del Teatro Regio de Parma, que Damiani creerá haber llevado a cabo el recorrido artístico justo, porque, por fin, lograra reunir todo y los tres elementos.»
Después de haber frecuentado los cursos de Giorgio Morandi en la Accademia di Belle Arti de su ciudad, Luciano Damiani (Bolonia 1923 - Roma 2007), escenógrafo y figurinista, funda una agencia especializada en la realización de carteleras para el cine y trabaja como escenógrafo en el Teatro Comunale de Bolonia y para el grupo teatral La Soffitta de Sandro Bolchi, hasta que, en 1952, llamado por Paolo Grassi y Giorgio Strehler, inicia las colaboraciones con el Piccolo Teatro, asiduas hasta los últimos Años 70.
Pronto Damiani desarrolla una personal visión escenográfica que, en teatro, lo lleva a demoler la tradicional concepción de la escena a la italiana.
El confín de sus escenografías, nunca didascálicas o explicativas, no es más que el escenario, a veces dilatado hasta invadir la platea, o bien casi vaciado, con resultados de excepcional alcance poético.
Entre los reconocimientos internacionales más prestigiosos, está el nombramiento de titular de la cátedra de escenografía de la Academia de Bellas Artes de Viena.
En 1982 funda en Roma el Teatro di Documenti, qué se convertirá en su testamento artístico y espiritual.

Vídeo y documentación

Ver también ...

Piccolo Teatro, ''El jardín de los cerezos''

Teatro de prosa

Piccolo Teatro, ''La tempesta''

Teatro de prosa